leche.jpgEs sabido por cualquier mortal que habita y forma parte del planeta tierra que la razón de ser de de todas las empresas, cualesquiera sea su rubro, es VENDER. Sin embargo, creo yo, que si bien desde que el mundo es mundo la cosa es así y está bien que así lo sea, porque también esas mismas empresas son las que a su vez mantienen activas las economías domésticas y del mundo, hay algunos rubros que deberían anteponer la satisfacción del bien común antes que sus propios intereses económicos y más si los destinatarios son los niños.

Y precisamente si de preservar la salud de los más pequeños se trata, la empresa láctea china Sunlu, la cual alimenta con su leche a miles y miles de bebés chinos, debería ser enviada a marzo, pero del 2020, por las autoridades sanitarias de su país por no observar siquiera un poco de humanidad, cuando ya desde marzo conocía que la leche en polvo que le estaba ofreciendo al público consumidor presentaba una importante adulteración (contaminada con melanina) y que hoy se traduce en 6.300 bebés intoxicados y la lamentable cifra de tres muertos.

Claro, ahora con estos tremendos números puestos todos son más papistas que el Papa y no solo fueron despedidos 4 funcionarios públicos que tenían la misión de ejercer ese control, sino que la propia empresa ya despidió a uno de los jefes responsables del sector…Demasiado tarde… Mientras varios padres desesperados están viajando a Hong Kong para conseguirles la leche a sus hijos y no se descarta que sigan apareciendo más pequeños intoxicados.

Foto: Prensalibre