Periodismo cristiano.

Noticias de Paulo Arieu.Noticias Generales y de la Cristiandad

Todos lloramos a don Juan Luis

leave a comment »

martes, 16 de septiembre de 2008 Todos lloramos a don Juan Luis
Manuel López, España

Todos lloramos a don Juan Luis | Manuel López

Hay un padre biológico, a ver, el que te inscribe en el Registro Civil y se hace cargo de tu crianza y educación. Por ley de vida, los padres mueren antes y nos dejan huérfanos… como huérfanos hemos de dejar nosotros a nuestros hijos cuando nos llegue el momento de emprender el último viaje, el que no tiene retorno. La vida es así de dura y así de triste y no faltan quienes piensan que no merecía ser vivida si no fuera porque los creyentes tenemos otro padre, un padre eterno, el “Padre nuestro que estás en los cielos”.

Supe que podemos tener un tercer padre cuando Juan Luis Rodrigo, mi pastor “de toda la vida” celebró con su esposa Josefina las bodas de oro del matrimonio. En un sentido y prolongado abrazo me besó y me llamó hijo. De repente, me di cuenta de que la figura de ”padre espiritual” estaba talmente hecha para él. Porque somos muchos los hijos espirituales del gran coloso del Evangelio en España que fue el pastor bautista don Juan Luis Rodrigo.

Dentro de unas horas se va a celebrar el culto en memoria de don Juan Luis en el nuevo templo de la Iglesia Bautista La Trinitat de Denia, de cuyas dependencias acabo de llegar de haber echado una mano en la confección del programa. Están de camino un autobús y docenas de coches particulares. Va a ser un culto multitudinario en el que correrán muchas lágrimas de pena por no tenerle ya entre nosotros, pero en el que estoy seguro que se van a escuchar en todo el Montgó los acordes de los himnos evangélicos de toda la vida Roca de la Eternidad, Más cerca, oh Dios, de ti y Grata certeza: ¡soy de Jesús!

¡Son tantos gratos recuerdos, a cual más entrañable, de tantos años de relación con mi pastor!… Antes de que dentro de unas horas centenares de hijos espirituales suyos rompamos a llorar por su muerte, estoy seguro de que desde el cielo él estará intentando hacer todo lo posible por tratar de “ofrecer un poco de aliento y enseñanza práctica a la querida gente de mi alcance”, como dejó dicho de su libro “Fruta Nueva”.

Su muerte me llena de muy honda tristeza, pues desde hoy soy uno de los muchos huérfanos de padre espiritual. Pero quedan sus palabras de aliento:

“…sigue habiendo esperanza
para todo aquel que se enfrenta
a la crudeza de los días difíciles”.*

* Juan Luis Rodrigo Marín, Fruta Nueva. Dinámica para la vida total. Sociedad Bíblica, Madrid, 1996).


Esta es la semblanza que publica el programa del culto En Memoria de Juan Luis Rodrigo en la Iglesia Bautista La Trinitat de Denia el 16 de septiembre de 2008:

Juan Luis Rodrigo

Juan Luis Rodrigo Marín (Alicante 3/7/1923 – Dénia 15/9/2008) fue pastor durante cerca de cuarenta años de la Primera Iglesia Bautista de Madrid en la calle del General Lacy 18. Desde su jubilación en 1990, en que se traslada a Ondara, ha venido asistiendo regularmente al culto en la Iglesia Bautista de Dénia como miembro honorario.

Casado con Josefina López Pérez, deja cinco hijos (Eunice, Rubén, Juan David, Dámaris y Gerson), hijos políticos (Sinfo, Paqui, María, José Luis y Natalie), doce nietos (Juan Marcos y María, Rebeca y César, Gerson y Débora, Josué, Eunice y Teo, Kenia, Rubén y Natasha, Vanesa y Nando, Marco, Samuel, Lidia, y Marcos) y tres bisnietos (Noemí, Rubén y Martín).

Su nombre ya está en la historia como uno de los líderes de referencia de la España Protestante. Fue uno de los fundadores de la Comisión de Defensa Evangélica en 1956 y oficial durante muchos años de la Unión Evangélica Bautista Española (UEBE), de la que fue presidente en dos ocasiones.

Juan Luis Rodrigo, “don Juan Luis”, fue un hombre entregado en cuerpo y alma a la iglesia. Pastor de una sola iglesia, supo pastorear su querida congregación al tiempo que fomentar las vocaciones. Durante su ministerio salieron de la iglesia de Lacy más de veinte jóvenes al Seminario Bautista.

Promovió las misiones, participando en los procesos de constitución de las iglesias bautistas de Sevilla, Jaén, Málaga, A Coruña y Madrid-Buen Pastor, entre otras. La de Lacy fue iglesia madre de las iglesias bautistas de Zaragoza, Córdoba, Oviedo, Bilbao, Valladolid, y de las de Madrid en los barrios de Villaverde, Barrio del Pilar y Puente de Vallecas, y en las localidades de Alcalá de Henares y Villalba.

Modelo de pastores, hombre de paz y concordia, pionero de las relaciones ecuménicas, Rodrigo fue ante todo un hombre humilde que huyó siempre de cualquier protagonismo, lo cual acrecentó su prestigio personal. Un coloso del Evangelio en España. El Consejo Evangélico de Madrid (CEM) le honró en 2007 con la Medalla de Honor del Consejo en reconocimiento a su ejemplar trayectoria. Está con el Señor. Su obra y su recuerdo quedan con nosotros.

Anuncios

Written by Ricardo Paulo Javier

septiembre 18, 2008 a 8:54 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: