5_presidente_iran_2.jpgCon muchísima determinación y dureza, seguramente adquirida durante sus años como espía del temible servicio secreto israelí Mosad, Rafi Eitan actual Ministro de Asuntos de Pensiones de Israel, además de asesor sobre temas de seguridad, propuso una polémica metodología para acabar con el antisemitismo y las constantes amenazas nucleares que promueve el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad: secuestrarlo para llevarlo ante las autoridades judiciales del Tribunal Internacional de La Haya.

Con una clara motivación de pagarle con la misma moneda de la desconsideración, con la cual Ahmadinejad trata recurrentemente al pueblo judío, sobre quienes planteó entre otras aberraciones, la necesidad de borrarlos del mapa cuanto antes, es que se le ocurrió la insólita propuesta a este veterano funcionario, quien además, hace muchos años atrás, más precisamente en 1960 y cuando se desempeñaba en el Mossad, capturó al peligroso jerarca nazi Adolf Eichmann, quien supo ser el ejecutor material de la solución final de Hitler para acabar con los judíos europeos, haciendo uso de una metodología similar.

En tanto y muy inteligentemente, para evitar cualquier tipo de represalia inmediata de parte del gobierno iraní, Eitan, aclaró, que esta “solución” que propone de llevar a Ahmadinejad a los tribunales es producto de su opinión personal y en nada tiene que ver el gobierno de Israel.

Foto: Aporrea