Periodismo cristiano.

Noticias de Paulo Arieu.Noticias Generales y de la Cristiandad

Los reyes del libre mercado a los brazos del Estado

leave a comment »

Ir a la página principal
Martes, 9 de Septiembre de 2008
Los mercados tuvieron una reacción positiva inicial, para luego volver a la incertidumbre sobre la profundidad de la crisis

Los reyes del libre mercado a los brazos del Estado

El rescate multimillonario de las dos entidades líderes de créditos hipotecarios de Estados Unidos provocó alivio entre los financistas. Semejante auxilio revela la gravedad de la crisis financiera en la meca de las ideas del libre mercado.

Por Cristian Carrillo
http://static.pagina12.com.ar/fotos/20080909/notas/na05fo01.jpg 

En Wall Street, las acciones recuperaron hasta 2,5 por ciento. Desplome en las cotizaciones de Fannie y Freddie.

La decisión del gobierno estadounidense de tomar el control de Fannie Mae y Freddie Mac, las principales bancas hipotecarias del mundo, descomprimió el oscuro clima financiero internacional de los últimos días. Ayer las bolsas recuperaron parte de lo perdido la semana pasada, aunque las acciones de ambas entidades crediticias debieron ser suspendidas de la operatoria porque seguían en caída libre. Los papeles de Fannie y Freddie cerraron con un valor inferior a un dólar y la bolsa neoyorquina las retiró de la cotización electrónica, a la espera de que la “noticia sea mejor digerida” por los inversores. En Wall Street, los índices líderes recuperaron ayer hasta más de dos puntos y medio. Por su parte, el MerVal operó nuevamente en baja y con escaso volumen de negocios, en tanto los títulos públicos finalizaron con leves mejoras (ver aparte).

La bolsa de Nueva York cerró con un alza de 2,6 por ciento en el índice Dow Jones, la mayor suba en un mes. El fuerte de esta suba fue la decisión del gobierno estadounidense de tomar el control de ambas empresas, que reúnen más de la mitad de la deuda hipotecaria del país, que supera los 11 billones de dólares. Así la cuna del libre mercado llevará a cabo la mayor intervención estatal de rescate financiero en la historia económica moderna. Las dos compañías pasarán a estar dirigidas temporariamente por la Agencia Federal Financiera de Vivienda, mientras que el Departamento del Tesoro hará una inyección de capital de 100.000 millones de dólares sobre cada una para intentar revitalizarlas.

La bolsa neoyorquina había suspendido la cotización de las compañías en las operaciones electrónicas previas a la apertura para que el mercado tuviera tiempo suficiente para digerir la noticia. Eso no impidió un nuevo retroceso de las acciones de los gigantes hipotecarios, que terminaron la sesión valiendo menos de un dólar: los títulos de Fre-ddie Mac bajaron un 82,7 por ciento, hasta los 88 centavos, mientras que los de Fannie Mae cayeron el 89,6 por ciento y cerraron en 73 centavos. La lectura del mercado es que, en el actual esquema, los tenedores de estos papeles serán los principales perjudicados, debido a que la estatización licua el capital de los privados, con una mayor participación del Estado en el paquete accionario. “También hay que ver la capacidad de obtener ganancias en un primer momento, porque se anunció como una banca pública sin fines de lucro, para garantizar préstamos para la vivienda”, explicó a este diario el economista Leonardo Bleger.

La euforia inicial se replicó en otros mercados. En las bolsas europeas, Frankfurt subió 2,2 por ciento; Londres, 3,9; París, 3,4; Milán, 3,1, y Madrid, 3,7 por ciento. “En el mercado internacional, de alguna manera, era un tema esperado porque el impacto de una eventual caída de Fannie o Fre-ddie, que son garantizadoras de hipotecas, hubiera sido enorme para el sistema financiero en su conjunto”, explicó Bleger. Por su parte, el titular de la consultora homónima, Orlando Ferreres, apuntó que el actual diferencial de tasas entre la economía estadounidense y europea “sigue siendo un problema para la administración Bush”. Actualmente, el spread entre la tasa de la Fed y la del Banco Central Europeo es de 2,25 por ciento.

El anuncio del rescate financiero por 200.000 millones de dólares sobre Fannie Mae y Freddie Mac generó más dudas entre los operadores. Si bien la intención es evitar el colapso definitivo de las firmas semiestatales de crédito, nadie parece afirmar que será suficiente para ponerle al menos un freno a la peor crisis financiera en ese país desde el crac del ’29. Precisamente, la Federal National Mortgage Association (Fannie) fue creada en 1938, como parte del New Deal que sacó a los Estados Unidos de la Gran Depresión. La entidad fue semiprivatizada en 1960 y, diez años después, se creó el Federal Home Loan Mortgage Corporation (Freddie) con capital privado.

En 2001, el entonces secretario del Tesoro estadounidense, Paul O’Neil, negó ayuda financiera a la Argentina aduciendo que “los carpinteros y plomeros norteamericanos, que ganan 50.000 dólares al año, no tienen por qué sostener financieramente a los países y a los bancos que hacen locuras”. Hoy la situación parece distinta: el actual titular del Tesoro, Henry Paulson, no piensa igual o cuando hay que defender bancos y empresas norteamericanos existe menos rigurosidad. “Como ocurre con todas las crisis del capitalismo, éstas tienen siempre un aspecto financiero que suele favorecerse, y un costo que termina recayendo en quienes pagan sus impuestos”, opinó Bleger. El salvataje, de acuerdo con su análisis, tendrá impacto sobre la carga tributaria y, ante lo regresivo del sistema estadounidense, será pagado por los sectores populares.

El mercado sigue preocupado entonces en si alcanzará para estabilizar la debacle del mercado hipotecario: la abundancia de casas vacantes para la venta, el crecimiento de los juicios hipotecarios y del desempleo y la debilidad de la confianza del consumidor. Hasta ahora sólo muestra la profundidad de la crisis. “Lo único que queda claro es que, en última instancia, siempre termina siendo el Estado el que pone los recursos para salvarlos de las crisis”, concluyó Bleger.

Existen también interrogantes sobre el impacto en el mercado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. “Después de las elecciones se acaba la fiesta”, dijo a Ferreres, quien coincide en que este salvataje no logrará evitar que se sigan expandiendo los efectos del colapso del sistema hipotecario. Las estadísticas oficiales del gobierno estadounidense reconocen que se perdieron cerca de 75.000 empleos directos en la construcción y prevén como mínimo 20.000 despidos más para el transcurso de este año. En el sector financiero ya se perdieron 40.000 puestos adicionales.

© 2000-2008 http://www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Anuncios

Written by Ricardo Paulo Javier

septiembre 12, 2008 a 3:05 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: