Cumpliendo de alguna manera con el destino que le hubiese gustado transitar a su esposa, la ex premier Benazir Bhutto, asesinada en diciembre pasado en la víspera de las elecciones en las cuales se elegía a los próximos representantes de la Asamblea Nacional y donde Bhutto esperaba obtener un lugar, su viudo y actual líder del Partido Popular, Asif Alí Zardari, resultó electo presidente de Pakistán, en las elecciones generales que elegían al sucesor de Pervez Musharraf, quien renunció a su cargo el pasado 18 de Agosto como consecuencia del proceso de destitución al que sería sometido sino se apartaba del cargo.

Con un apoyo de la Asamblea Legislativa traducido en 482 votos, Zardari, se impuso muy ampliamente a sus contrincantes: Nawaz Sharif de la Liga Musulmana-N (153 votos, con quien tejió una alianza para forzar la salida de Musharraf del gobierno) y a Mushahid Husain de la Liga-Q (45 votos) y consiguió el número necesario para convertirse en el sucesor de Musharraf.

paki.jpg

Aunque ojo, que en realidad el país asiático parece que luego de salir de “guatemala” se mete en “guatepeor” y el futuro no suena para nada alentador con el currículumv vitae de coimero que le adjudican al flamante nuevo presidente, también apodado “el diez por ciento”, acusado de cobrar coimas mientras su esposa se desempeñaba en un cargo público.

Algo me dice que problemas más grandes le esperan a Pakistán con este panorama…

Foto: EFE