Periodismo cristiano.

Noticias de Paulo Arieu.Noticias Generales y de la Cristiandad

El ‘Ike’ no ahuyenta a los españoles del Caribe

leave a comment »

El ‘Ike’ no ahuyenta a los españoles del Caribe

  1. • Los turoperadores mantienen sus ofertas de viaje pese a los huracanes
Si desea ver el gráfico en PDF haga click en la imagen.
Si desea ver el gráfico en PDF haga click en la imagen.
XABIER BARRENA
BARCELONA

Gustav, Hanna, Ike y Josephine van este año al Caribe. No se trata de una familia tipo sueca en busca de calor y aguas cristalinas, sino de los nombres de los cuatro huracanes que, uno tras otro, como perlas de un collar, han cruzado, cruzan o cruzarán el área en las próximas horas. Gustav ya no es más que una tormenta en el medio oeste de EEUU, Hannah va perdiendo fuerza a la altura de las Bahamas, Ike se apresta a pasearse por el norte de la isla que comparten la República Dominicana y Haití y a lo lejos, aún en medio del océano, ya asoma Josephine. Los cuatro huracanes no son los únicos que visitan el Caribe. Este año, como todos, también Curro, el exitoso personaje creado por una de las principales agencias de viaje de España, ha acudido al trópico. Basta dar un vistazo a los periódicos para ver cómo todos los turoperadores mantienen incólumes sus ofertas para ir al Caribe. No hay huracán que haga desistir a Curro. Ni a muchos otros turistas.
Salvador de Pablo, director de Comunicación de Orizonia Corporación –líder en España con marcas como Viajes Iberia y las mayoristas Solplan, Viva Tour e Iberojet– alude a “la imprevisibilidad de la meteorología” para explicar que su empresa siga ofreciendo sus servicios a los clientes que lo soliciten. No solo eso, más allá de que sea imposible fijar con cierta antelación los días de paso de un huracán, más difícil es conocer su trayectoria y su intensidad. Dicho de otro modo, el rebufo de un huracán de gran intensidad puede ser más peligroso que estar en el ojo de un huracán de poca fuerza. “No hay certezas”, argumenta.
“La mejor forma de no ver las vacaciones arruinadas por la lluvia es evitar la época de los cambios bruscos de tiempo”, advierte De Pablo. Es decir, a los clientes les atañe informarse de la época de los monzones en el sureste de Asia, por ejemplo. Lo que pasa es que, incluso en época de huracanes, en el Caribe es posible disfrutar del sol en días espléndidos, lo que sin duda influye en que la demanda no cese en las épocas a priori conflictivas.

ESTUDIO INDIVIDUAL

De Pablo afirma que, en el supuesto de que algún cliente se replantee ir al Caribe en estos días, su caso se estudia individualmente, por lo que no es posible generalizar. Ya en los países de destino, en caso de hallarse en situación de emergencia, Orizonia “se somete a las circunstancias” y a lo que digan las autoridades.
Aunque parezca difícil de creer para algunos, el Katrina, que devastó la ciudad de Nueva Orleans, no fue el primer huracán de la historia. Es más, la norma es que se produzcan anualmente un buen puñado de ellos. Tantos que, bautizados con nombres que siguen el alfabeto, más de una vez se ha llegado, y superado, la letra zeta. De hecho, si el fenómeno que acongojó a la sufrida Nueva Orleans la semana pasada fue bautizado como Gustav fue, ni más ni menos, porque era el séptimo huracán del presente año. Eso sí, el primero de cierta importancia.

HURACÁN DE 1979
En la misma República Dominicana, los huracanes son casi el pan de cada día. Incluso los más virulentos, como el David, que en 1979 asoló la isla. Federico, un dominicano afincado en Barcelona, explicó ayer que, según le cuenta su familia, en los dos últimos meses ha llovido a cántaros en la isla. Es decir, las tormentas tropicales no son algo excepcional.
Aceptado que, en cuanto al número, no ha habido demasiadas modificaciones, sí es verdad que los huracanes han aumentado, en los últimos años, su intensidad. Y como muestra, los cuatro de este año. Como causa, evidentemente, sirve, aunque suene manido, el calentamiento global y el cambio climático que se deriva.
Los españoles que se hallan en la República Dominicana disfrutaron ayer de uno de esos días por los que pagaron: Sol y calor. Alfonso, un barcelonés de 55 años que se aloja con su esposa en el Hotel Bahía Príncipe Bávaro Punta Cana señaló, al habla con este diario, que tras las copiosas lluvias de martes y miércoles, las nubes y claros del jueves, el de ayer era un día absolutamente de playa. Alfonso casi no conocía la existencia del Ike. “En el hotel apenas se comenta nada”.

SIN NOVEDAD EN PUNTA CANA
En otro alojamiento, el Hotel Barceló Bávaro, Hannika se aprestaba ayer por la tarde a hacer las maletas para volver a su casa en Palma de Mallorca. El clima, sin embargo, no tenía nada que ver con su marcha. Simplemente se acababa su estancia. “En Punta Cana el Hannah apenas se ha notado”, afirmó.
Pese a que las últimas noticias apuntaban a que Ike no causaría grandes daños en la isla, una recepcionista de un hotel español en la zona afirmó que estaba contemplado subir comida y bebida a las habitaciones en previsión de que la tormenta causara algún destrozo en las instalaciones del hotel y para que los huéspedes no tuvieran que salir de las habitaciones en la noche del sábado. Por si las moscas.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=541553&idseccio_PK=&h=080906

Anuncios

Written by Ricardo Paulo Javier

septiembre 6, 2008 a 5:14 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: