Periodismo cristiano.

Noticias de Paulo Arieu.Noticias Generales y de la Cristiandad

La familia (I)

leave a comment »

 

La unidad familiar

La familia (I)

Con este artículo inicio una breve serie de cinco acerca de la familia, escritos para PROTESTANTE DIGITAL. La familia se ha convertido en motivo de preocupación para los individuos y para los gobiernos. En el desarrollo del tema tengo en cuenta lo que la Biblia dice al respecto.

 

Según los diccionarios, la palabra familia viene del latín fames, que quiere decir hambre. Una de las obligaciones de la institución familiar es la de proveer a todos sus miembros de las necesidades de la vida diaria.

Hasta aquí, de acuerdo. Pero procede un acercamiento sociológico a la institución familiar para conocer algo de sus interioridades. ¿Qué es exactamente la familia?

En la familia pueden llegar a convivir varias generaciones. Abuelos. Padres. Hijos jóvenes o adolescentes. Hijos pequeños que llegan cuando no se piensa en ellos

La frase del salmo 133 es aplicable en este caso: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! ” (Salmo 133:1)

Las personas de diferentes edades que viven bajo un mismo techo han de realizar pequeños esfuerzos para vivir juntas, en armonía y en paz.

Con mucha frecuencia se oye a jóvenes decir a los padres o a los abuelos: “Estos son otros tiempos…”. “En tus tiempos las cosas se hacían de otra manera”.

Y también se escucha a padres y a abuelos decir: “En mis tiempos no hacíamos esto…”. “En mis tiempos teníamos más respeto….”, etc.

Todos los miembros de una familia han de comprender la importancia que tiene el tiempo. Y el papel tan importante que juega.

Los tiempos cambian. El autor de la epístola a los Hebreos dice que “necesario es que haya también cambios” (Hebreos 7:12).

Cambian los tiempos. Cambian las culturas. Cambian las modas.

Cambiamos las personas.

Los diferentes miembros de una familia han de aceptar los cambios que imponen los tiempos.

La familia es una unidad. Lo ideal sería que todos los miembros de la familia fueron “perfectos en unidad”, como Jesús quería que vivieran los cristianos.

La unidad de la familia consiste mayormente en que un mismo acontecimiento afecta a todos.

Nace un hijo y toda la familia se alegra. Muere un hijo y toda la familia se entristece. Se casa una hija y toda la familia está de fiesta. Pierde el trabajo el padre y toda la familia sufre las consecuencias.

Son ejemplos de la unidad familiar.

Unidad no quiere decir uniformidad.

Cada miembro tiene su personalidad propia, pero todos están unidos en los acontecimientos diarios.

(Continuará)

J. A. Monroy es escritor y conferenciante internacional.

© J.A. Monroy, ProtestanteDigital.com (España, 2008).

http://www.protestantedigital.com/new/nowleerarticulo.php?r=241&a=2236

Anuncios

Written by Ricardo Paulo Javier

septiembre 5, 2008 a 1:59 am

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: