hamburguesa.jpgQue bueno sería poder ingerir una hamburguesa completa a todo trapo, con lechuga, tomate, queso, huevo y si es doble como la que vemos tan tentadora en la foto, sin sentir la tradicional culpa por estar comiendo comida chatarra que tan mal nos hace para la salud y para los kilitos de más que queremos bajar, mejor!!.
Amigos parece que el sueño de todos se terminó y se hizo realidad el deseo de comer una hamburguesa magra y sin grasas saturadas, gracias al expertise no de ningún cocinero o gastrónomo paladín de la comida natural, sino al trabajo que llevaron a cabo científicos de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), en Argentina.

La receta llevó dos largos años de investigación para su concreción y el resultado ya está no solamente a la vista, sino al paladar de todos, con esta hamburguesa made in en un laboratorio, que además de mantener una apariencia igual de tentadora a las que se ofrecen en las casas de comida rápida, mantiene el mismo delicioso sabor de estas.
Incluso el hecho innovador de no estar hechas con harinas, utilizadas tradicionalmente como ligantes para su elaboración, hace que también puedan ser consumidas por enfermos celíacos.

La única mala noticia por el momento, es para los bolsillos, ya que estas serán un poquito más caras que las comunes, entre un 25 y 40 %, porque su composición requiere una mayor cantidad de carne magra.

Foto: Clarín