rusia.jpgLos números que están circulando por distintos medios y que dan cuenta de los primeros daños materiales y humanos que ya ha provocado el enfrentamiento entre Georgia y Rusia no son para nada alentadores y sin dudas han despertado el alerta de todo la coyuntura internacional, que le reclama a las partes un inmediato acercamiento para evitar volver a padecer otra matanza.

Ya son miles los habitantes de la región independentista georgiana conocida como Osetia del Sur, poblada en su mayoría por rusos y que hace unos días fue violentamente atacada por fuerzas militares georgianas en un esfuerzo por reprimir los ánimos separatistas, las que por estas horas han solicitado refugio y ni contar aquellas que directamente salieron a pelear por el y se están dirigiendo a la ciudad rusa de Vladikavkaz, la más próxima salida y el resguardo más a mano para zafar de los temibles enfrentamientos que se están desarrollando en este momento en esta zona del Cáucaso.

Lo que también resulta inquietante y pone la piel de pollo es enterarse que las víctimas ya ascenderían al número de 1.500 según informó el presidente osetio y pro ruso Eduard Kokoity.
Aunque los georgianos, protegidos de Washington desde que se han convertido en habitantes de uno de los territorios estratégicos en lo concerniente al transporte del gas y el petróleo (olía a petróleo, olía a Bush detrás de ellos), se empeñen en querer despistar con irrisorias cifras de víctimas que hablan de un total de 24, las primeras crónicas que llegan del lugar hablan de una ciudad devastada en todo sentido.

Y sin dudas lo más preocupante es escuchar al primer ministro ruso Vladimir Putin lanzando la frase que nadie quería volver a oír con Irak todavía tan cerca: la guerra comenzó! lo cual nos da la pauta que no se frenarán ante nada.

http://www.periodismoenlared.com/georgia-rusia-enfrentadas