Evo Morales, quien por primera vez no la está pasando para nada bien al frente del ejecutivo boliviano, se jugó su última carta para poder remontar su precaria situación como el líder político de los bolivianos.

Primero, hace horas y ante un violento estallido social, se plantó y confirmó igual la realización de su referéndum que se propone hacerle frente y desautorizar a la ola de consultas populares que se celebraron en varios departamentos del país en el último tiempo y que lograron una importante manifestación a favor del sí y ahora logra un importante respaldo casi en el cierre de la recorrida política pre referendum: el ejército.

29499_evo_morales.jpg

Con razón o no, con apoyo o no, lo cierto es que más allá de todo, Evo, por un lado se propone no solamente morir con las botas puestas como se dice normalmente, sino que además la idea es hacerlo como sea y en el desfile militar del que participó en Cochabamba, como consecuencia del aniversario de las Fuerzas Armadas, fue que se hizo de tan sensible aliado.

Ahora la pelota la tiene el pueblo boliviano que decidirá nada más y nada menos que su continuidad, pero mientras tanto Evo se preocupa por no demostrar debilidad y así se lo hizo notar a todos en el Alto, el lugar que lo vio trascender políticamente y donde decidió cerrar su campaña en medio de festejos.

Foto: Globcomperu

http://www.periodismoenlared.com/morales-consigue-apoyo